¿Cómo hemos llegado a ver color?

Cómo hemos llegado a ver en color

Esta cuestión aparentemente tan evidente, no tenía una explicación hasta hace unos días, concretamente hasta el 19 de febrero del 2017. Y, dicha explicación se la debemos a la científica de la Universidad de Calgary, Canadá: Amanda Melin

Y, la respuesta a la pregunta es: que vemos en color gracias a la fruta.

Amanda Melin acaba de publicar este trabajo en la prestigiosa revista Science, y de exponerlo en la reunión anual de Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS) celebrada en Boston.

Hasta la fecha de hoy conocíamos la explicación respecto a la percepción de los colores. Pero, no comprendíamos cómo surgió la visión en color durante el proceso evolutivo, ni cual era el fin de la “visión en colores”.

 

¿Cómo se forman los colores en nuestro ojo?

Los colores se miden por longitudes de onda. Los humanos podemos ver entre las longitudes de onda de 380 nanómetros a 780 nanómetros – 1 nanómetro (nm) equivale a una millonésima parte de un milímetro – . Este rango de longitudes de onda se denomina espectro visible, más allá de los 380 nm correspondería al ultravioleta, a la par que más allá de los 780 nm correspondería al infrarrojo.

Cualquier color en que estén pensando en este momento, le corresponde una longitud de onda exacta.

Ahora y más que nunca, nuestro entorno está circundado por una infinidad de ondas, que literalmente nos atraviesan constantemente (luz, sonido, ondas de radio, televisión, telefonía móvil, WiFi, etc).

De todas estas ondas que llegan a nuestra retina, los millones de células llamadas fotorreceptoras – conos y bastones – , que son las células más especializadas y complejas de nuestro cuerpo, solamente captan la parte correspondiente al espectro de luz visible.

 

¿Por qué percibimos los colores?

Para explicar esto, voy a suponer que tengo condiciones de buena iluminación en el entorno. Tengo lo que se denomina “visión fotópica”, los responsables de la misma son los conos.

Al llegar la radiación a la retina penetra en la misma, y allí se recoge parte del espectro de luz. Los conos poseen tres tipos de cromoproteínas llamadas iodopsinas, tienen pigmentos específicos para capturar los colores rojo, verde y azul (debido a la teoría tricromática de Yung-Helmholtz).

Recuerden que vemos todos los colores gracias a nuestra visión tricromática.

Una vez que se han capturado dichos colores, y mediante el efecto fotoeléctrico estas ondas se transforman en impulsos nerviosos. Dichos impulsos viajan velozmente mediante los nervios ópticos, hasta llegar al cerebro donde se genera la sensación de color.

En el caso de que la iluminación sea escasa tenemos lo que se denomina “visión escotópica”, los encargados de la recogida de la información son los conos mediante el pigmento rodopsina, que es una proteína transmembranal capaz de absorber todas las longitudes de onda.

Curiosamente, no tenemos la misma cantidad de fotorreceptores para todos los colores, los correspondientes al color rojo son mayoría.

En nuestra visión, el sistema “conos-bastones”, tiene que estar perfectamente equilibrado. Si este no fuera el caso, se producirían fenómenos como el daltonismo: donde el sujeto no aprecia correctamente la gama de colores, confundiendo así los colores rojos y verdes.

Y, vimos en color gracias a la fruta.

El experimento

La doctora Melin se fue a los bosques de Puerto Rico para observar a 80 macacos salvajes.

Los macacos salvajes fueron elegidos para el estudio, debido a que pueden presentar una diferencia genética. Estos primates pueden tener visión tanto bicromática, como tricromática. Y, es que algunos de ellos a lo largo de la evolución, durante el periodo mesozoico perdieron uno de los conos de la retina (visión bicromática).

Allí hicieron simulaciones por ordenador de su aparato visual, e identificaron exhaustivamente la visión en los primates, además de en tupayas, dermópteros y otros mamíferos menores.

Las tupayas son el grupo más cercano a los primates, después de los dermópteros.

Finalizado el estudio se concluyó que los que tenían visión tricromática, encontraban más fácilmente los frutos maduros y las hojas más verdes.

Ergo, evolutivamente podemos explicar nuestra visión en color, como una adaptación evolutiva.

Pero, el estudio dio un resultado adicional muy interesante: el daltonismo.

Resultó que los animales con daltonismo veían mejor los objetos camuflados, ya que se pueden distinguir mejor tanto las texturas como los bordes. Lo que implicaría a su vez que el daltonismo podría considerarse también como una adaptación evolutiva.

 

Miscelánea

El color es una sensación subjetiva. Y, es tan subjetiva que si a cada una de las personas que habitan este planeta, aproximadamente 7000 millones, les diéramos una tarjeta impresa con el mismo color, cada una de ellas “interpretaría” un color diferente.

Esto ocurre porque el proceso de identificación del color depende tanto del cerebro como del globo ocular, y este proceso es diferente para todos y cada uno de los individuos que pueblan el planeta azul.

¿Qué es el ser ante el color del mundo? El color del mundo es mayor que el sentimiento del hombre. Juan Ramón Jiménez.

 

david-epc

David EPC ©

Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.
Mr. D BOOKS.

 

 

 

 

 

¿Cómo ser la reina del baile? ·según la Ciencia·

como-ser-la-reina-del-baile

Receta del baile sexy
Balancear ampliamente las caderas.
Mover de forma asimétrica, pero sin excederse, brazos y muslos.
Los movimientos tienen que estar cercanos a la “asimetría óptima”.

Introducción

El estudio ha sido publicado en el portal científico “Scientific Reports”, correspondiente a la editorial: “Nature Publishing Group” fundada en 1869.

El autor del estudio es el investigador científico y profesor de psicología Nick Neave, de la Universidad de Northumbria situada en NewCastle, que cuenta entre sus alumnos notables con Gordon Matthew Thomas (Sting).

El profesor Neave lleva desde el año 2010 investigando sobre el campo de la cognición social (cómo las personas perciben y procesan la información social para hacer inferencias sobre el mundo que les rodea).

Anteriormente a este último estudio se publicaron los resultados correspondientes a los movimientos más sexys del género masculino.

Pero, en esta ocasión me centraré en el género femenino, y en cómo ser la reina de la pista.

 

El experimento

Para realizar el experimento se tomaron 39 alumnas universitarias, todas ellas heterosexuales. A dichas mujeres se las puso a bailar un tema del músico de pop inglés: Robbie Williams.

Mientras bailaban al ritmo del tema musical, una cámara 3D capturaba todos sus movimientos. Una vez capturados los movimientos se dispusieron en un avatar digital.

Este avatar digital que verán posteriormente, tiene la peculiaridad de ser un “avatar hipersexuado”. El hecho de ser un avatar de esta índole, es para que la apariencia física no interfiera con los resultados, así se eliminan posibles sesgos relacionados con la apariencia física.

Una vez grabados todos los movimientos y plasmados en el avatar de las 39 participantes, se escogieron 57 hombres y 143 mujeres (todos ellos también heterosexuales).

Estos otros 200 participantes evaluaron los movimientos de las bailarinas, basándose en 15 segundos de vídeo. Y, calificaron los movimientos con notas entre 1 y 7 puntos.

 

¿Cuáles resultaron los movimientos de baile más sexys?

Balanceo amplio de las caderas.

Los movimientos de las caderas son un rasgo femenino muy distintivo, identificándose con la fertilidad de la mujer.

Las puntuaciones más elevadas, correspondían a los amplios contoneos de las caderas.

El movimiento de las caderas es un motivo esencialmente evolutivo: la idea de fertilidad se relaciona directamente con los movimientos pélvicos, aunque estos sean de manera inconsciente.

Movimientos asimétricos de caderas y brazos.

Las bailarinas que movieron los brazos y caderas de manera asimétrica obtuvieron una puntuación más alta, debido a que al realizar estos movimientos la mujer demuestra tener un control elevado de la motricidad, además de no poseer ninguna disfunción neurológica. Y, no sólo eso, sino una mayor inteligencia y, dar muestras de una mayor creatividad.

Movimiento de los brazos independientemente.

También obtuvieron mayores puntuaciones, debido a que es un indicativo de un gran control de la motricidad. Eso sí, movimientos independientes, pero no de manera descontrolada.

¡Cuidado con el exceso de asimetría!

Como hemos podido comprobar la clave del baile sexy reside en la asimetría, pero cuidado con que ésta no sea excesiva.

Si la asimetría es excesiva, está altamente vinculada a la mala salud; con enfermedades como el Parkinson, o el síndrome de Tourette.

 

Vídeos de los avatares de cómo bailar y cómo no bailar

MOVIMIENTOS DEL BAILE SEXY

MOVIMIENTOS DE BAILE QUE EVITAR

 

Futuro y objetivo del estudio

El autor del estudio, el profesor Neave, pretende detectar las enfermedades tanto mentales como degenerativas, simplemente con analizar la manera en que se mueva el sujeto de estudio.

 

Miscelánea
Si las mujeres que han leído este artículo se animan, y salen a bailar este fin de semana, pueden practicar estos movimientos que he indicado… Veremos si el estudio funciona.

No obstante, he de destacar que tanto las bailarinas como las personas que puntuaban los movimientos, eran de nacionalidad británica y heterosexuales. Con lo que es muy posible que si cambiamos los grupos poblacionales el resultado sea muy diferente.

Sea como fuere: “el envejecimiento se combate bailando”, pero esto se lo explicaré en otro artículo.

“Los hombres se cansan más de dormir, cantar, bailar y amar que de hacer la guerra”. Homero.

 

PDF del artículo completo en HD

 

david-epc

David EPC ©

Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.
Mr. D BOOKS.

 

 

 

La fiesta, los selfies, y las entradas VIP ·RETO DE LÓGICA·

reto-david-epc-planti-selfies-1080

Alissa, Batsheva, y Sara son tres amigas que llevan esperando casi un año para poder asistir al concierto de su grupo musical favorito. Y, notición: las tres tienen entradas VIP.

Llegado el día, se preparan para el mismo, pero surge un pequeño problema…

Una vez que llegan al estadio, presentan sus entradas, y el encargado de las mismas les comenta la situación.

Sólo me quedan 5 acreditaciones, y sólo dos de ellas son VIP.

Las tres se miran compungidas, pero Alissa haciendo honor a su nombre, mira al encargado y le comenta: nos pones la acreditación que sea, y después del “photocall” ya veremos a quien le ha tocado la entrada incorrecta.

El encargado les cuelga la entrada en forma de acreditación.

Y, efectivamente disfrutan del “photocall”, se hacen unos selfies. Eso sí, sólo un selfie de grupo con cada smartphone – la prisa apremiaba -.

Al llegar a las puertas de acceso hay cola, con lo que optan por mirar cada una su selfie.

En el selfie de Alissa: ella puede ver la entrada de Batsheva y Sara, pero no la suya.
Y, dice a sus amigas: ¡no tengo ni idea que entrada tengo!

En el selfie de Batsheva: ella sólo puede ver la entrada de Sara, tampoco ve la suya obviamente.

Y, dice a sus amigas: ¡no tengo ni idea que entrada tengo!

Finalmente, tras escuchar a sus amigas, y sin mirar el selfie de su smartphone.

Sara afirma: ¡Ya sé que entrada tengo!

¿Cómo supo Sara que entrada tenía?

Imagen del reto en HD

david-epc

David EPC ©

Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.
Mr. D BOOKS.

La velocidad, las multas de tráfico, y la física.

portada-velocimetro

Muchos de ustedes se habrán detenido en realizar una simple comprobación mientras conducen: y, es que la velocidad de su cuentakilómetros (velocímetro), y la velocidad que indica su GPS no es la misma.

Puesto que las multas de tráfico por exceso de velocidad se han endurecido en los últimos años, querrán saber cual es la velocidad real a la que circulan.

La velocidad real a la que circulan, no es la que indica ni su GPS, ni su velocímetro.

 

EL PRIMER VELOCÍMETRO

El primer velocímetro eléctrico fue inventado y diseñado en 1888, por el inventor croata Josip Belušić .

Este patentó su invento con el nombre de “velocímetro”.

En la Exposición Universal de París de 1889 expuso su invento, y lo rebautizó con el nombre de “Controllore Automatico per Vetture”. Tras un concurso con más de 120 en la competencia, el velocímetro de Josip salió ganador. Y, desde entonces se aceptó como el más exacto y fiable.

¿QUÉ VELOCIDAD MARCA SU VELOCÍMETRO?

No importa cual sea el modelo de coche que maneje, la lectura que marca el mismo siempre es superior a la real.

1

Actualmente las normas de homologación de los países de la Unión Europea, tienen un margen de error máximo.

2

Tabla de márgenes de error máximo

3

Tras cientos de pruebas con miles de vehículos realizadas en laboratorios independientes, se llegó a concluir que el error medio de los velocímetros era de aproximadamente el 8%.

4.jpg

Como curiosidad les indicaré que los velocímetros con un menor error corresponden a los siguientes modelos:

Los de mayor imprecisión corresponden a estos modelos:
Error medio > 10 %: Kia Sorento 2.5 CRDi, Mercedes CLK Coupé 63 AMG, Hyundai Coupé 2.7 V6 GK y Fiat Grande Punto 1.4 Dynamic 5p.

Los de menor imprecisión corresponden a estos modelos:
Error medio < 2 %: Opel Vectra 1.9 CDTi/150 Cosmo 5p, Audi A6 Avant 2.7 TDi, Peugeot 207 1.6 THP/150 GT 3p, Toyota Yaris 1.3 Sol 5p automático, y Alfa Spider 2.4 JTD Q-Tronic.

A continuación, les explicaré a que se deben todas estas imprecisiones, y como calcular la velocidad exacta a la que circulan.

LOS VELOCÍMETROS Y SUS IMPRECISIONES

Existen muchos mitos respecto a lo que realmente marca su velocímetro: 4%, 10%; si son mejores analógicos o digitales, tracciones traseras o delanteras, etc.
Un velocímetro realmente mide la rotación del eje secundario del eje de cambios, véase la rotación de la rueda del coche. Ésta, luego se extrapola mediante una fórmula matemática.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA IMPRECISIÓN DEL VELOCÍMETRO

LOS NEUMÁTICOS

La extrapolación de los datos de rotación mediante una fórmula matemática, dependen directamente de la presión del neumático.

Supongamos que ustedes incrementan la presión de los neumáticos, evidentemente el diámetro sería más grande con lo que en una revolución su vehículo recorrería una distancia mayor. Ergo, su velocidad sería mayor.

Si su neumático tuviera una presión inferior a la recomendada, su vehículo con la misma revolución recorrería menos distancia. Ergo, su velocidad sería menor.

Con los datos técnicos de que disponemos del laboratorio: 8 milímetros de menos en la presión del neumático cambiaría en 7 rps (revoluciones por segundo), lo que implicaría un cambio en la velocidad aproximadamente de 2 km/h.

En nuestro velocímetro también influye el desgaste de los neumáticos, y la común situación de portar una carga pesada – esta comprimiría el neumático -.

Los neumáticos de perfil bajo, tienen un error de medida inferior a los normales. Por ello, los coches deportivos tienen un menor error en la lectura de la velocidad real.

Y, finalmente he de reseñar que el desgaste de los neumáticos, también influye en el dato del velocímetro.

¿ES MÁS FIABLE UN VELOCÍMETRO DIGITAL QUE UNO ANALÓGICO?

Falso, es uno de los mitos que circulan.

No sólo no influye que sea digital, tampoco influye la marca del mismo, ni siquiera que el vehículo sea nuevo.

No obstante, hemos podido comprobar que coches con un periodo de uso superior a 20 años, y debido al desgaste del sistema mecánico del mismo; algunos tienen fallos de lectura de velocidad real siendo de 110 km/h, e indicando una velocidad de 140 km/h.

¿INFLUYE QUE EL COCHE SEA TRACCIÓN TRASERA?

Otro falso mito, el resultado del velocímetro sería igual de impreciso.

EL GPS TAMBIÉN ES IMPRECISO

El sistema de posicionamiento global, lo que calcula es la posición que tenemos a partir de las señales que recibimos de los satélites. Con estos datos mediante un algoritmo nuestro receptor GPS calcula la velocidad.

El Departamento de Defensa de EEUU entre los 60 y 70 del siglo pasado invirtió 12.000 millones de dólares para el desarrollo del sistema de navegación compuesto por 24 satélites, consiguiendo así el sistema de navegación más preciso del mundo.

Siendo el sistema más preciso del mundo, habrán comprobado que si buscan una dirección con su receptor GPS, esta tiene un desfase de aproximadamente 50 metros.

5

El GPS COMO VELOCÍMETRO

Si tratamos al GPS como velocímetro, el cálculo de la velocidad exacta tiene concretamente un segundo de retraso.

6

Y, esto implicaría un error en la velocidad indicada por el GPS de aproximadamente el 5%.

7
¿CÓMO SABER LA VELOCIDAD REAL A LA QUE CIRCULAMOS?

Sencillamente, para ello necesitamos una carretera plana con un tramo recto de 1 kilómetro, y un cronómetro.

Nos fijamos en las marcas preestablecidas (mojones), ponemos nuestro coche a la velocidad constante de 100 km/h. Posteriormente, anotamos el tiempo que hemos tardado en realizar el trayecto.

A ese tiempo obtenido, le realizamos la siguiente operación.

8

Supongamos que hayan tardado 36 segundos.

ERROR 0%
….. Y, así sucesivamente….

MISCELÁNEA

Si bien no han realizado la prueba para ver cual es el error exacto del velocímetro; y con los datos medios de que disponemos es más fiable el velocímetro del GPS, que el de su propio vehículo.

Sea como fuere, el margen de error de los radares ha cambiado en los últimos años. Incluso, los denominados “radares de tramo” tienen un error cero.
Pero, de esto les hablaré en otro artículo.

“Hay que ser precavido: es peligroso pensar que las cosas saldrán como a uno le conviene”. Keigo Higashino.

PDF del artículo completo en HD

david-epc

David EPC ©

Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.
Mr. D BOOKS.