Editorial Independiente . Próximas obras: "Cuaderno de Italia", "Cuaderno de Ciencia". Obra publicada: "Poetízate". Autor: David EPC

BIOQUÍMICA DE UNA LÁGRIMA

Las lágrimas, en el ser humano se pueden dar por dos tipos de razones:

A.- Del tipo biológico.
B.- Del tipo emocional.

Imagen

A. TIPO BIOLÓGICO.

Se suelen dar para limpiar el polvo que se acumula en el ojo, algún insecto que se instaura en el mismo, o bien, son producidas por algún agente lacrimógeno – sustancia o factor que provoca o estimula la secreción de lágrimas -.

¿Por qué lloramos cuando cortamos cebolla?

Las enzimas – proteína que cataliza específicamente cada una de las reacciones bioquímicas del metabolismo -, al mezclarse con otros compuestos producen sulfóxido de tiopropanal (C3H6OS), liberan las enzimas “alinasas”: (enzima que previene del cáncer, también se da en el ajo), que luego se descompone en aminoácidos sulfóxidos, generando ácidos sulfénicos. Un ácido sulfénico, ácido 1-propenesulfénico, se forma cuando las cebollas se cortan, y es rápidamente reorganizado por una segunda enzima, llamada sintasa factor lacrimógeno o LFS, dando sulfóxido de tiopropanal. El gas se difunde por el aire y, en contacto con los ojos, estimula las neuronas sensoriales creando una sensación de escozor y dolor. Las lágrimas son liberadas por las glándulas lacrimales para diluir y limpiar los irritantes.

Imagen

Las lágrimas anteriores, se denominan “lágrimas reflejos”; como las que se producen al toser, o bostezar.

B.- TIPO EMOCIONAL.

Imagen

Su mecanismo es diferente, ya que tienen una mayor cantidad de prolactina – hormona responsable de la estimulación de la secreción de leche por las mamas -; mayor cantidad de hormona adrenocorticotropa (ACTH) -hormona de la adenohipófisis que estimula el crecimiento de la corteza suprarrenal y la secreción de corticosteroides. Y encefalina: pentapéptido opiáceo liberado por el sistema nervioso, con función depresora de las neuronas del sistema nervioso central. Actúa también contra el dolor y tiene un efecto analgésico. Las encefalinas se localizan en el sistema nervioso central (hipófisis, cerebro), en el periférico, en la médula suprarrenal y en el tracto gastrointestinal.

Obviamente la clave de nuestras lágrimas, reside en el cerebro. Concretamente en el sistema límbico -está compuesto por un conjunto de estructuras cuya función está relacionada con las respuestas emocionales, el aprendizaje y la memoria. Nuestra personalidad, nuestros recuerdos y en definitiva el hecho de ser como somos, depende en gran medida del sistema límbico.

Los componentes de este sistema son: amígdala, tálamo, hipotálamo, hipófisis, hipocampo, el área septal (compuesta por el fórnix, cuerpo calloso y fibras de asociación), la corteza orbitofrontal y la circunvolución del cíngulo -.

Imagen

Dentro del sistema límbico cabe destacar “el hipotálamo”: que es el “controlador de las respuestas” al miedo, furia y tristeza. Este actúa de indicador a las glándulas lacrimales para que produzcan nuestras lágrimas.

Imagen

David EPC ©
Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.
Mr. D BOOKS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: