Editorial Independiente . Próximas obras: "Cuaderno de Italia", "Cuaderno de Ciencia". Obra publicada: "Poetízate". Autor: David EPC

Los seres humanos debemos alimentarnos equilibradamente mediante una dieta de macronutrientes, debe ser normoproteica.
Al descompensar uno de estos macronutrientes empiezan los problemas de salud. Principalmente voy a señalar en esta ocasión los severos problemas que se generan en el riñón, explicando el último estudio de un equipo científico de la Universidad de Granada. No obstante ampliaré todo el tema de dietas en el libro “Cuaderno de Ciencia”, de “David EPC” que publicará próximamente la editorial “Mr. D BOOKS”.

¿Qué son las dietas hiperproteicas? “La dieta Dunkan”.

Son las dietas en las que se anulan los hidratos de carbono. Y se realiza una ingesta abusiva de proteínas.

Tenemos por lo tanto, dos grupos de macronutrientes.

El organismo, por el desgaste diario se ve obligado a quemar la grasa –que es la única forma de energía de que dispone-, ya que las proteínas son solamente estructurales (no sirven para obtener energía).

Cuando se hace un desgaste desmesurado de energía, el cuerpo elimina grasas de igual manera, y se genera la acidosis.

¿Qué es la acidosis? Y la relación con los cuerpos cetónicos.

El organismo, tiene que estar en un equilibrio ácido-base.

En el caso de las dietas hiperproteicas, se produce la acidosis: que es una dolencia en la cual hay demasiado ácido –por acumulación- en los líquidos del cuerpo.

Como estamos utilizando las grasas en lugar de los azúcares para generar energía, entonces se producen los cuerpos cetónicos o cetonas (que son unos productos de desecho de las grasas).

Los cuerpos cetónicos son propios de los diabéticos, y se producen cuando no hay suficiente insulina para “meter” la glucosa dentro de las células.

En el caso de no ser diabético, se producen por estar sin comer durante muchas horas, o estar vomitando de continuo.

Y obviamente también se producen en las “geniales” dietas hiperproteicas “afamadas” en los gimnasios.

Por ello, las personas que llevan un cierto tiempo “siguiendo” estas dietas, como por ejemplo: “la Dunkan”, desprenden el característico “olor cetónico”.

¿Cuáles son los síntomas de la acidosis?
• Inapetencia
• Dolor de estómago.
• Nauseas o vómitos.
• Olor afrutado del aliento.
• Dificultad de la respiración.
• Boca seca.
• Decaimiento general.


Estudio que demuestra científicamente los severos problemas a la salud de las dietas hiperproteicas, entre las que está la dieta Dunkan.

Image

El grupo de investigación “AGR-145” del departamento de Fisiología Digestiva y Nutrición de la Universidad de Granada, dirigido por Virginia Aparicio García-Molina, demostró mediante un experimento con “ratas Wistar” (extrapolable a humanos), el riesgo de desarrollar enfermedades renales a largo plazo, y el empeoramiento de los marcadores urinarios y morfológicos del riñón.

Principalmente destacaré la formación de los cálculos renales –nefrolitiasis-.

Las ratas Wistar.

Me gustaría hacer una pequeña reseña a la rata Wistar, que es una rata albina que fue la pionera (1906) en ser un organismo modelo -previamente se trabajaba con el ratón-. La mitad de la población de las ratas de laboratorios deriva de esta rama.

¿En qué consistió el estudio?

Se tomaron dos grupos de ratas Wistar. Dos grupos de 20 ratas. Digamos el grupo alfa, y el grupo beta.

El grupo alfa: con una dieta hiperproteica (el 45% de los macronutrientes, eran proteínas).

El grupo beta: con una dieta normoproteica (se utilizó como grupo control).

Tiempo de duración: 3 meses (equivalente a años humanos).

Resultados del estudio.

El grupo alfa: estas perdieron un 10% del peso corporal. El citrato urinario aumentó en un 88%. Y el pH urinario fue un 15% más ácido.
Respecto a todo lo concerniente al riñón: su peso aumentó en un 22%, un 13% el área glomerular, y un 32 % el área mesangial.

Los severos problemas para la salud de las dietas hiperproteicas. Los riñones.

Todo viene determinado por la “calciuria”, que es el contenido de calcio secretado por la orina.

Nuestro organismo al estar sumido en un desequilibrio “ácido-base”, debido a que la proteína es más ácida. La orina es más ácida, y nuestros huesos liberan calcio para regular este PH.

La excreción constante de cantidades elevadas de calcio a través de la orina, hace que el organismo quite calcio de los huesos para mantener constante la concentración en sangre.

Que es lo que ocurre en el caso de las dietas hiperproteicas: la hipercalciuria.

Si estudiamos la histología del riñón, entenderemos nítidamente el problema. Este, al tener que eliminar el exceso de proteínas que se metabolizan en el riñón, trabaja en exceso.

Se da una hiperfiltración renal.

Los glomérulos que son los encargados de filtrar la orina, se hacen más grades; y con ello se provocan graves trastornos y alteraciones renales. Como puede ser el caso de los cálculos renales o “piedras en el riñón”.

¿Por qué se forman los cálculos renales, o “piedras en el riñón?. La nefrolitiasis.

Al disminuir drásticamente el citrato urinario, que es un inhibidor de la cristalización de sales de calcio, seguido por un aumento del calcio urinario (que compensan la acidez metabólica que provoca el exceso de proteína), se produce un descenso del pH de la orina, con lo que se empiezan a formar las dolorosas “piedras en el riñón”.

La dieta hiperproteica y el aumento del tamaño de los riñones.


Los problemas de abandonar las dietas hiperproteicas, especialmente la dieta Dunkan.

Al dañar al organismo durante cierto tiempo, se provocan desajustes hormonales, ya que se eliminaron de la dieta los hidratos de carbono. Debemos regular de nuevo el famoso equilibrio “ácido-base” que cité anteriormente. Y los mejores reguladores del PH, son las frutas y verduras.

Una dieta aparte de ser equilibrada, deben predominar en ella las frutas y verduras. Aparte de los hidratos de carbono: que son la energía más limpia del organismo.

Si acostumbro a un organismo a obtener energía de las grasas. Lo que hago con él, es convertirle en un “organismo muy efectivo energéticamente”. Véase con un alto rendimiento energético.

Cuando se abandona la dieta, hay un efecto rebote muy marcado. Y es justo, cuando se vuelven a introducir los hidratos de carbono en la distribución normal de nutrientes.

Es cuando el organismo funciona como “una esponja”, y se vuelven a recuperar muy velozmente los kilos que se habían perdido, y se engorda más rápidamente.

Image

David EPC ©
Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.
Mr. D BOOKS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: