Editorial Independiente . Próximas obras: "Cuaderno de Italia", "Cuaderno de Ciencia". Obra publicada: "Poetízate". Autor: David EPC

En nuestra “moderna” sociedad la estética, obviamente, está sobrevalorada. No obstante, la salud la debemos considerar como uno de nuestros más preciados bienes. No debe confundirse salud con estética. En el libro “Cuaderno de Ciencia”, de “David EPC” que publicará próximamente la editorial “Mr. D BOOKS”. explicaré íntegramente: “porqué engordas”, y “qué debes hacer para mantener el control de peso y con ello tener una vida plena”.

1.-¿Por qué engordamos?

Por la ingesta de hidratos de carbono, pero de azúcares, no de otro tipo de hidratos de carbono, y no por las grasas como lleva afirmando mucho tiempo la medicina tradicional.

2.- Los hidratos de carbono, los azúcares.

Los hidratos de carbono son la base de la alimentación mundial. Está en el rango 40-80 % de la energía ingerida, el mismo varía en función del país.la cultura y del nivel socioeconómico. Su única función o misión es proporcionar energía al organismo. Ergo, al ser una fuente de energía, debemos regular la ingesta de los mismos en función del consumo energético (actividad física) que hagamos.

Pero el problema de engordar, no reside en todos los hidratos de carbono, sólo única y exclusivamente en los azúcares.

Los hidratos de carbono pueden dividirse en 3 grupos según su estructura:

AZÚCARES, ALMIDONES Y FIBRA.

-AZÚCARES : glucosa, sacarosa, fructosa, lactosa (formada por 1 o 2 moléculas, motivo por el que se absorbe muy rápido (estas moléculas son en las que vamos a centrarnos).

-ALMIDONES: moléculas muy grandes formadas por unidades de glucosa. Son de absorción más lenta.

-FIBRA: hidratos que no pueden ser digeridos por el aparato digestivo: aumentan el volumen de las heces, y con ello aumentan la sensación de saciedad.

AZÚCARES.

Monosacáridos: – Glucosa (fruta y miel)
– Fructosa: frutas (el más dulce de todo)
– Galactosa: azúcar de la leche.
Disacáridos (2 moléculas): -Sacarosa (glucosa + fructosa) = azúcar común.
-Maltosa (glucosa + glucosa).
-Lactosa (glucosa + galactosa) = azúcar de la leche

3.- La “LEPTINA” es la clave.

Imagen

Hasta hace muy poco tiempo se consideraba a las personas que comían demasiado como un signo de debilidad. Pero, científicamente esto es erróneo. Todo se debe al juego hormonal entre: “leptina-grelina”.

La “leptina” es la hormona que regula el apetito. Yo la defino como el “termostato del hambre”, es la que hace que no comamos más, que ya estamos saciados; pero tenemos la “hormona antítesis” que es la grielina: que es la que dice al cerebro que debe comer; y ésta, prevalece cuando ingerimos demasiados azúcares que hacen que la leptina se desajuste.

La leptina es la hormona de la saciedad que es producida por el tejido adiposo y desde allí se secreta a la circulación sanguínea.

Reacciones en el HIPOTÁLAMO, provocadas por la LEPTINA.

Reacción alfa: suprime la actividad de las neuronas NPY (las que producen el apetito).
Reacción beta: mejora la actividad de las neuronas POMC (las que producen la sensación de saciedad).


4.- La “grelina” es la hormona del apetito.

Se secreta a la circulación sanguínea, y se provocan estas dos reacciones en el hipotálamo que son las antítesis de las generadas por la leptina.

Reacciones en el HIPOTÁLAMO, provocadas por la GRELINA.

Reacción alfa: estimula la actividad de las neuronas NPY (ergo, esto te hace sentir hambre).
Reacción beta: suprime la actividad de las neuronas PMOC.

5.- EL HIPOTÁLAMO Y EL HAMBRE.

Imagen

El hipotálamo es la clave a toda nuestra calidad de vida, como ya destaqué en algunos artículos anteriores (como su relación con la vida sexual, entre otros), y como detallaré en el libro: “Cuaderno de Ciencia”.

Podemos considerar al Hipotálamo como el centro de mando de nuestro cuerpo.

Las personas con lesiones en el hipotálamo están confinadas a:

-comportamiento alimenticio
-regulación del peso corporal

Todo ello está en el “núcleo ventromedial”.

Lesiones en el Hipotálamo:

1 -Lesiones del núcleo:

a/ Hiperfagia: aumento desmesurado de la sensación de apetito, ergo ingesta descontrolada de alimentos.
b/ Obesidad.

2 –lesiones laterales:

a/ Afagia: pérdida de la capacidad de deglución, dolor al tragar.
b/ Pérdida de peso.
Todo lo concerniente a: ¿por qué engordamos y la obesidad?, está en “el núcleo del hipotálamo”.


6.- ¿Por qué engordamos realmente?

Después de haber consumido azúcares, estos saturan a las células que están residentes en nuestro cerebro y no leen la información que les trasmite la hormona leptina (la de la saciedad).

Aunque a esas células la leptina les manden toda la información necesaria, incluso en exceso. Al no llegar esa información, nuestro cerebro no detecta esa información y este manda la información a nuestro organismo que tiene que comer más y más.

Pasa el tiempo y se sigue comiendo, y como no recibimos las señales de saciedad, entonces nuestro organismo comienza lo que denominamos “un proceso ahorrativo”, se vuelve “conservador”.

Por ello, las personas obesas siempre quieren no gastar energía: buscan en todo momento acostarse, estar sentado, etc.

Ya que el cerebro no detecta a la leptina, este cree que hay un déficit alimenticio y, “nos manda descansar”. Nos evita que realicemos actividad física que quemaría las calorías.

7.- ¿Qué es lo que hacen los azúcares que nos hace engordar?

Los azúcares generan picos de leptina que inhiben la lectura correcta del cerebro (de nuestro estado de ansiedad).

Se termina de comer, se generan picos de de leptina, pero la células nerviosas “no” lo detectan y se siguen generando.

8.- ¿Cómo solucionar el problema?

La insulina ofrece resistencia a la leptina.

Reduciendo los niveles de insulina, se mejora la señalización de la leptina.

La insulina reduce notablemente la sensación de hambre, ya que empieza a actuar sobre el hipotálamo y la señal de activación de saciedad llega.

9.- ¿Qué es realmente la saciedad?

La función de la saciedad, realmente, “no” es impedir la sobrealimentación, sino establecer una pauta para que “optimicemos” los nutrientes que ingerimos.


10.- ¿Por qué hay personas que comen muy poco, y no adelgazan?

Esto les ocurre porque tienen dañado el hipotálamo, con lo cual inhibe la hormona leptina. Al tener dañado el hipotálamo, los sensores que detectan a la leptina, no funcionan correctamente.

Tras múltiples estudios, se acaba de demostrar que tras someter a pacientes a dietas de 500 Kcal/día, estos no lograban adelgazar ni un solo gramo.

11.- ¿Cómo adelgazar?

Tras recopilar todos los estudios, podemos afirmar que la clave es la reducción de los hidratos de carbono (azúcares). Inmediatamente, tras poner esto en praxis se comienza a perder peso debido a la regulación de la dualidad: “LEPTINA-GRELINA”.

Imagen

David EPC ©
Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.
Mr. D BOOKS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: