Editorial Independiente . Próximas obras: "Cuaderno de Italia", "Cuaderno de Ciencia". Obra publicada: "Poetízate". Autor: David EPC

Se acaba de “identificar” un virus gigante de 30000 años.

Y así ocurrió…

Nuestros colegas “Jean-Michel Claverie” y “Chantal Abergel” sendos investigadores del laboratorio IGS-CNRS de Marsella, Francia, fueron al laboratorio de criología de un Instituto del departamento de agrología ruso, concretamente al instituto de los “problemas físico-químicos, y biológicos”. Y estudiaron unas muestras de permafrost recogidas en un extremo nororiental de Siberia “Chukotka”, y en estas apareció el virus más grande que se conoce hasta la fecha: El “Pithovirus sibericum”.

Dos pequeñas notas, para todos los “divulgadores científicos”, cuando publiquen deben asesorarse correctamente; y no den mal las fechas, ni menos excluyan de un hallazgo a uno de los líderes del mismo.

Nota 1: “Yelizaveta Rivkina” fue la que inició los estudios, y es la directora del laboratorio ruso de criología donde se ha identificado al virus.

Nota2: El virus no se ha descubierto en el 2014, sino en el 2004. En el 2014, simplemente se ha “identificado”.


¿Qué es el permafrost?

Este término se utiliza, y comúnmente aparece en muchos medios de comunicación, y también en muchas películas catastrofistas sobre los virus que “van a aniquilar a la humanidad”.

Bien, el “permafrost” es el suelo congelado, pero con una particularidad que durante más de un año ha estado por debajo del punto de congelación del hielo (0°C). Pero les voy a dar un dato muy interesante: el 20% de la superficie terrestre es “permafrost”.

La capa superficial del “permafrost” se denomina “capa activa” es la que se hiela, y deshiela a temporadas por lo que podemos tomar las muestras. También añadiré que si el “permafrost” con el que estamos trabajando tiene “capa activa” las plantas pueden sobrevivir, ya que las raíces pueden penetrar y alimentarse del agua para su supervivencia.

Obviamente en nuestro tiempo actual, este se está descongelando a un ritmo acelerado debido al calentamiento global.

¿Qué tipo de virus es el “Pithovirus sibericum”?

Como ya cité anteriormente es un virus gigante –consideramos gigante a un diámetro superior a 0.5 millonésimas de metro, como el de algunas bacterias-.

Nuestro virus, mide exactamente 1.5 cm.

Tiene un número desmesurado de genes si le comparamos con los más conocidos para el “gran público” –son para ellos, para los que divulgamos ciencia desde hace ya varios años-, como puede ser el del sida que sólo tiene 12.

Como “familia”, podemos decir que pertenece a la de los “virus gigantes amibiásicos”, y ha fundado una nueva familia ya que sólo se conocían dos: los “mimivirus” (2003), y los “pandoravirus” (2014, con forma de ánfora). Sin embargo, este es el único que se ha encontrado en el “permafrost”.
Imagen

Imagen

¿Es peligroso para los humanos este nuevo “virus gigante”?

Rotundamente no.
Ya que es un virus amibiásico, ya que se dedica a infectar a la amebas –que son seres unicelulares-. Lo cual, le hace inofensivo tanto para los humanos, como para los animales.

¿Cómo ataca el Pithovirus sibericum”?

Usa una técnica maravillosamente asombrosa. Atrae a sus víctimas –las amebas- haciéndose pasar por una “suculenta bacteria”. Entonces la ameba “absorbe” el cebo, y así se convierte en una fábrica en pequeña escala de producción de nuevas copias de este virus.


¿Puede la humanidad ser destruida por la reaparición de un virus?

Esta es la pregunta que más se repite entre mis alumnos, y entre las personas que han asistido a mis conferencias; y la considero de lo más interesante.

Totalmente sí.

Y sí ocurre…Según mis predicciones esta supuesta reaparición de un virus, será por la exposición al medio ambiente del mismo, por el deshielo de la capa de “permafrost” –esto es un detalle que nos debe preocupar del cambio climático, y que nadie se hace eco de ello-; ya tenemos muestras de “viruela” a 30 metros de profundidad en el “permafrost”.

Con lo cual, lo que debemos hacer son estudios “metagenómicos” para evaluar los riesgos. Véase en la evaluación del ADN de lo que se vaya encontrando, buscar sus huellas genéticas para posteriormente compararla con las nocivas para el ser humano mediante los bancos datos de que disponemos.


MISCELÁNEA:

Debemos estar alerta ya que aunque no haya sido en esta ocasión, por suerte. Los próximos virus que están en estado latente, pueden revivir, y ser potencialmente peligrosos.

Y reviven, ya que se da una temperatura más cálida de lo habitual para esas zonas.

Ergo cuidemos a “Gaia”, con el fin de que nuestra humanidad sea más “seguramente habitable”.

Este contenido es un sumario del artículo que aparecerá en el libro “Cuaderno de Ciencia”, de “David EPC” que publicará próximamente la editorial “Mr. D BOOKS”.

Imagen
David EPC ©
Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.
Mr. D BOOKS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: